Off

Estrategias y soportes para el desarrollo digital en Europa

by on 4 mayo, 2010
Ilustración digital: Los vectores marcan el rumbo de la nueva Agenda europea

Fuente: Banco de imágenes del ITE (MEC)

El pasado 19 abril de 2010 (y en el marco del turno de la Presidencia Europea en España) los ministros europeos titulares de las políticas de Sociedad de la Información, alumbraron la “Declaración Ministerial de Granada“, un documento que fija las intenciones de los países europeos, sus prioridades, y marca la hoja de ruta sobre cuáles son las acciones que deben acometerse en el marco de acción, en materia de Sociedad de la Información, hasta el año 2020, o lo que es lo mismo, fija los parámetros esenciales de la Agenda Digital Europea.

Estimulados por las urgencias que se encajan en la cola de la crisis económica, apuestan por las Tecnologías de la Información y la Comunicación, una vez más, como un instrumento esencial de recuperación basado en un “desarrollo inteligente, sostenible e inclusivo” (EU2010, pág.1), las claves y el leimotiv del documento estratégico Europa 2020, que permita mejorar la productividad y, con ello, la competitividad de la economía europea en el marco global de las economías digitales.

El catálogo de acciones contempla diversos escenarios:

  • Infraestructuras, con las redes de velocidad ultra-rápida (en este ámbito Google ya se ha posicionado, pues anunció en febrero que está trabajando en el diseño de su propia red de fibra) y el desarrollo de los servicios digitales inalámbricos por bandera.
  • Uso avanzado de la Internet abierta, seguridad y confianza,  que aglutina diferentes acciones que van desde la protección del carácter abierto de la Red, la intensificación y el fortalecimiento de los bienes y servicios digitales en ámbitos como la educación y el aprendizaje, la administración electrónica o la sanidad, especialmente desde el modelo del cloud computing, o la protección y la seguridad en Internet para favorecer el despegue de la economía digital.
  • Derechos digitales de los usuarios, que encomienda la elaboración de una “Carta de Derechos Digitales de las comunicaciones electrónicas y de los servicios en línea” que resuman las coberturas legales de los usuarios europeos, además de establecer la necesidad de mejorar la protección de datos personales y la privacidad de los usuarios en Internet de forma general, y específicamente en las Redes sociales.
  • Mercado único digital, que propone regulaciones nacionales más abiertas que lo propicien, que anima tanto a los agentes económicos como a los creadores y gestores de patrimonio intelectual a buscar nuevos modelos de negocio y explotación de contenidos digitales, interoperables y reutilizables, y que continúa estimulando la digitalización del patrimonio cultural europeo y su divulgación a través de iniciativas como Europeana.
  • Servicios públicos digitales, dirigido al fomento e implantación eficaz de nuevas formas de acceso y relación de los ciudadanos con la administración mediante sistemas abiertos, interoperables y dinámicos, que aproximen al ciudadano a la Administración pública y hagan a esta más transparente (proyecto Aporta y Declaración de Malmö sobre Administración electrónica).
  • Fortalecer la competitividad del sector TIC europeo, mediante la priorización de sectores estratégicos de competitividad o ámbitos de gran potencial de mercado como la alta tecnología, la sanidad, la Internet del futuro, etc.

Todas estas líneas se acompañan, por una parte, de acciones de gobernanza internacional de Internet que posicionen a Europa como agente decisorio de relevancia en la gestión y el diseño futuro de la Red (transparencia, multilateralismo…) (Foro de la Gobernanza de Internet), y el diseño de planes de seguimiento que permitan, a partir de indicadores de progreso y cotas de referencia, comparar anualmente los avances logrados con estas acciones en el marco internacional.

    Comments are closed.